Mar
20
2012

30 horas en Barcelona

Tras cerves y cavas

Tras cerves y cavas

No os voy a mentir, no ha sido el viaje más turístico y cultural de mi vida. Ni mucho menos.

Llegamos a Barcelona a las 9.30 de la mañana, después de haber dormido dos horas. ¿Qué por qué dormimos dos horas? Pues porque yo llegué a Londres a las 12 de la noche de Manchester y entre charlas y cena, nos dieron las 2am. Y a las 4 y media de la mañana teníamos que estar en pie para llegar a Gatwick a las 6am. Total muy bien. Nosotras en nuestra línea.

En el avión, mucho inglés, mucha despedida de solter@, ruido y por supuesto bastante complicado lo de dormir.

Llegada a Barcelona, muertas de hambre, de sueño… ¡y encima lloviendo! Cachis en la mar ¿Cómo ha podido pasar esto? Qué injusticia! Me voy de Manchester huyendo del frío y de la lluvia con el bikini en la mochila y llego a Barcelona y gris. Y agua. Y frío. No mola. Pero aún así soy feliz de escuchar a gente hablando en español. Aunque me asusta un poco el que me entiendan cuando critico/admiro a la gente de mi alrededor un poco con Marina.

Cogemos el maravilloso autobús azul en la puerta del aeropuerto (5,30 € si no recuerdo mal) que nos deja en el centro de Barna, en la Plaza de Cataluña, y Paseo de Gracia pa´rriba llegamos a el precioso apartamento que iba a ser nuestra casa durante esa noche.

Alojamiento en Barcelona

Para los que os interese y estéis buscando alojamiento u hoteles en Barcelona, este apartamento está en la calle Roselló 318. Es de una buena amiga, Kyra, una brasileña llena de energía y positivismo que os contagiará, si es que os faltan, ganas de ser felices. Tiene dos o tres habitaciones en el apartamento, aparte de la suya, y os preparará un desayunito con cafelito rico, zumo de naranja natural, tostadas de pan de nueces, ensalada de frutas, queso… lo que a ella se le vaya ocurriendo!

balcón mirando a la pedrera, BarcelonaLa casa es genial, los cuartos son preciosos, las camas super cómodas y tiene un balcón que quita el hipo. Desde el mismo se ve la Casa Milá. Es una pasada estar fumándote un cigarrito en el balcón con tu café, y sentir las miradas de los que están dando el paseo turístico por encima de la Pedrera. Que te miran y te odian, pensando “Qué asco esta mujer la pedazo casa y el pedazo balcón que tiene mirando a la Pedrera” Sí. ¡Es un sentimiento estupendo!

Lo que vengo a decir, que si queréis buscar un alojamiento así céntrico, en un apartamento chulísimo, os puedo poner en contacto con ella, que es un amor. Y el piso es precioso. ¡La verdad es que merece la pena!

Tras un copioso desayuno nos pegamos una duchita y llamamos a un buen amigo mío, también sevillano, que actualmente reside en Barcelona para que nos saque por ahí a algún lugar chulo. Y nos dice que nos vayamos para el barrio del Borne, que nos bajemos en la parada Jaume I y que lo esperemos allí.

De cerves, cavas  y entrepanes

bodega en el barrio del BorneAsí hicimos y llegó él… tan rubio, tan alto , tan guapo y tan encantador como siempre: Nacho.  Y nos llevó al que sin duda me ha parecido el bar más auténtico de todos en los que he estado en Barcelona. No tenía ni nombre. En la entrada ponía Bodega. Tercios de cerveza a un euro encima de barriles de madera y un ambiente muy de tasca. Pequeñiiiito pequeñito, pero la verdad es que me encantó! Unas cuantas cervezas, llegaron otros amigos, unas charlas, unas aceitunitas (A euro, por supuesto, gratis nada!!!), unas risas, y obviamente, hambre.

Después de este sitio y tras callejear un poco más por el precioso barrio del Borne, llegamos a la Champañería, que estaba, como habían previsto nuestros acompañantes… ¡hasta la bola! ¡Tenían hasta portero! Más sieso y más estúpido que todas las cosas, pero bueno, es portero y está currando en un bar a las 3 de la tarde… ¡no le vas a pedir peras al olmo! Me pidió que le enseñara la mochila y me dijo que me la quitara, y así hice.

champaneria, BarcelonaLa Champañería (Xampanyería, Champagnería, como sea)… una pasada de sitio. Vamos que cuando vuelva a Barcelona vuelvo. Los entrepanes (Montaíto de toda la vida para la gente de mi tierra) increíbles de buenos, hechos con amor y muy bien de precio, y las botellas de champ…¿Cava? estupendas de precio.  El cava rosado que es la especialidad de la casa, buenísim.

Me hizo mucha gracia el hecho de que sólo podías pedir botellas si estabas comiendo, osea que allí no se va a beber. Y como vean que bebes más que comes, te cortan el grifo, simple. El sitio la verdad, súper auténtico, buena calidad precio y ultra recomendable. Lo único malo… los camareros. Por favor que cosa más estúpida y más malaje. Pero vamos, si eso es un punto sobre 10,  el sitio sigue teniendo un 9 porque todo lo demás merece la pena. Que el sitio estuviera a reventar no me parece un punto malo porque así es la vida, y si el sitio está lleno, es porque es bueno!

Después de otro paseíto, hasta la bola de comer, nos sentamos en una cafetería que no sé ni cómo se llama ni dónde está, así que espero que alguien del grupo con los que iba, me lo pueda comunicar en algún momento. El cafelito muy rico, por cierto, y el sitio estaba bien chulo. La verdad es que no he estado en ningún sitio feo en Barcelona, las cosas como son.

Artic Monkeys en el Palau

Después de esto, las 5 y pico de la tarde, con las cervezas, las botellas de cava y las dos horas de sueño, vamos a casa a descansar media hora, ducharnos, vestirnos y tirar pal Palau! ¡Que tocan Artic Monkeys y vamos gratis! Las ventajas de tener una amiga que es técnico de sonido.

Así que nada, camino del Palau (Precioso el camino, ¿es que no hay nada feo en Barcelona?) y tras una vuelta de reconocimiento y comprar un par de paki-cerves vamos a la ventanilla de super vips a ver qué pasa con nuestras entradas.

-No, no, aquí no es
-Ah, pero, ¿como? ¿Que no somos VIPS?
-No, no, a recoger las entradas a la taquilla como todo hijo de vecino

Bueno pues nada, vamos a la ventanilla como todos los demás. Pero a la de prensa, ¿ehh?

- Hola tenemos dos entradas a nombre de Marina
– Mmmmmmm ¿en la lista de quien?
– Mm pues no lo sabemos bien, creo que en la de Simon (Pronunciado Saimon)
– ¿Saimon? ¿Saimon quien es? ¿Estáis en la lista de la productora o de la banda?
– Mmm, ahhh, ehh… no sé… nos dijeron que íbamos a estar en la lista. Hemos venido de Inglaterra para esto! Nos dijeron que preguntaramos por por un tal Will Turner
– Güil qué?
– Will turner, está con la banda, es técnico de sonido
– Ah bueno sí, pero es que no estáis en la lista… voy a llamar pero es que si no estáis no estáis….

………………………..

-No, no estáis, nadie sabe nada de vosotras

Cara de pan. Cara de poker. Marina se pone histérica. Yo intento tranquilizarla con el rollo de que tengo el presentimiento de que todo va a salir bien (Siempre funciona). Un par de llamadas telefónicas al extranjero, un par de mensajitos, larga espera… más llamadas… y a la quinta va la vencida.

-Ah sí, acaban de llamar desde el mismísimo escenario para decirme que sí, que hay dos entradas para vosotras.

WEEEEEEEEEEEEEEEE

El concierto fue la caña. Yo no soy fan fan fan de los Artic pero con el peñazo que me había dado Marina durante todo el año anterior, como para no ir, y como para no disfrutarlo ¿sabéis?

En algún momento de hoy o mañana pondré un par de vídeos del concierto, pero es que tengo tantos que realmente no sabría cual poner. Le preguntaré a Marina que seguro que se los ha visto todos 30 veces.

Palau Sant Jordi, Atic Monkeys

El Palau bien llenito

EL concierto terminó sobre las 12 de la noche. Muertas de hambre nos paramos en un bar/restaurante chino y nos comimos un pescaíto frito, unas empanadillas y cosas variadas de las que no te encuentras en Inglaterra. Me hizo mucha gracia que obviamente el chino del bar  seguro que hablaba español y catalán mejor que yo, pero se me hacía raro y cada dos por tres le hablábamos en inglés sin querer! (Que obviamente también entendía el tío)

Queríamos salir a tomarnos unas copas… pero tras las 2 horas de sueño, el madrugón de las 4 de la mañana y  el día tan movidito que habíamos tenido… como que no podíamos con nuestra alma. ¡Los años empiezan a notarse!

Nos fuimos a casa a acostarnos sobre las 2 de la mañana y planeamos una ruta para el día siguiente por el barrio Gótico. Todo hubiera salido mejor si no nos hubiéramos despertado a la UNA DE LA TARDE!!

El Barrio Gótico

barrio gótico, BarcelonaUn paseíto por las ramblas, el barrio Gótico, un tintito con limón en una terracita y de vuelta al aeropuerto. El barrio, como todo en Barcelona, precioso, lleno de color y de vida. Un poco sucio, pero al ser domingo supongo que es entendible… Lo único que me llamó la atención en sentido negativo, es que cuando pasábamos por una de las calles estrechas del barrio, una señorita decidió hacer sus necesidades en una de las esquinas de la calle ante nuestros atónitos ojos. Esquivamos el reguero como pudimos, pasamos de largo y nos aguantamos el ataque de risa hasta que la pasamos… no queríamos desconcentrarla. ¡Ahí fue cuando entendí el mal olor de la calle!

Y así fue, 30 horas en Barcelona. No era la primera vez que había estado, pero nunca había estado de entrepanes, vinos y cafeses. De conciertos y paseo. Sólo había estado de fiesta hasta las mil y de vuelta turística con resaca. Pero esas 30horas fueron lo suficiente como para convencerme de que cuando vuelva a España, si es que vuelvo, ese será mi próximo destino. Ahora toca Londres, en un par de años o tres… ¡Barcelona!

10 Comments + Add Comment

  • Es que segun lo iba leyendo se me iba abriendo la sonrisa mas y mas…pero es que fue faaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaboulus…una bocanada de aire para terminar el invierno!!
    Y tambien tuve la misma sensacion que Barcelona se merece vivir en ella for a while, that’s for sure!!

    PD: los arctic se salieron de la pelleja… da gusto cuando todo el mundo viene con los deberes hechos de casa, montaje guapo guapo!!

    • jejejjeje sabía yo que te iba a gustar… ultimamente apreces en todos mis posts, ajquerosa!! Fue un fin de semana para recordar… igual que el de Brighton :D

      Nos vemos en muy poquito en London, vecina…. y en un apr de años (o tres o cuatro, o nunca se sabe) en Barcelona :) LOVE YOU!

  • Pues … 30 horas son poco, muy poco para una ciudad tan fantástica como Barcelona … yo he tenido la ocasión de estar viviendo allí (en el mismísimo barrio gótico, en el portal del ángel) por trabajo y la verdad que … es una ciudad viva que merece la pena disfrutar :)

    Un saludo.
    Alfonso.

    • Por supuesto que son poquísimas!! Había estado otras veces pero la verdad es que nunca me he pasado un fin de semana en condiciones, con tiempo para disfrutar y/o sin resaca… Lo tengo clarísimo, de UK a Barcelona!

      Muchas gracias por pasarte Alfonso, un abrazo!

  • Bueno, tu por lo menos te levantaste a las 1 de la tarde a nosotros nos dieron las 3:30 de la tarde en Tokio, jaja, cierto es que llevabamos 16 dias de tute y la noche anterior se nos fue la mano con el alcohol pero no deja de ser una forma de perder medio dia en Japon no?

    :)

    • Jojojojo las 3 de la tarde, ehh?? que se dice pronto!! Después de 16 días tampoco hay que ser muy duro con uno mismo, es entendible! Y seguro que aprovechasteis más el resto del viaje estando más descansados!!
      Un abrazo y gracias por pasarte!!

  • Estaba leyendo tu articulo y me han entrado unas ganas de volver por Barcelona… yo he vivido varios años en esta ciudad y aun me quedan tantos lugares por descubrir. Merece mucho la pena que vuelvas a visitarla con tiempo, hay muchos lugares (también menos céntricos) muy bonitos y la comida… bueno que te voy a decir si vives en Inglaterra :)

    Un saludo,
    Sonia.

  • Pues no estuvo nada mal la escapada, yo estuve un tiempo parecido el verano pasado y nos quedamos con ganas de haber estado unos días más, es una ciudad fantástica :D

    Un saludo!!!!

    PDT: Ve preparando las maletas, que Japón está esperándonos, aunque a nosotros un poco antes jaja

  • Yo hace unos 11 años que vivo en Barcelona (soy de Argentina, entré como la grandisima mayoria de nosotros, con pasaportoooo italiannno).
    La verdad es que en Barcelona, después de tantísimos años, aún sigo haciendo turismo.
    Es un sentimiento extraño, porque tengo un sentimiento de arraigo y pertenencia a esta ciudad como solo lo he podido tener con mi ciudad natal, Mar del Plata. De hecho, a día de hoy, cada vez que visito mi ciudad natal, echo de menos Barcelona, es como que me falta un brazo o algo.
    Pero al mismo tiempo, aun sintiéndome toda una catalana adoptiva, en muchas ocasiones me doy cuenta que estoy redescubriendo la ciudad. Siempre, siempre pero siempre hay un sitio nuevo que no he visto, esta ciudad no se acaba nunca, es impresionante. Es imposible aburrirse aquí.
    Además tiene algo muy bueno que es el Prat. A la mínima que necesitas ver aires totalmente distintos de los que se respiran aquí, tienes un vuelo low cost y te plantas en Londres, en München, en Berlin, en Bruselas, Praga o donde te de la santísima gana.

    La verdad, si tienes la oportunidad de hacerte algunos viajes más hacia estos pagos, intenta quedarte una semanita por lo menos, y por supuesto, tienes que hacer la ruta non-turista. Cuanto más te involucras con el día a día de una ciudad, más se disfruta un viaje.
    Eso si, luego corres el riesgo de no querer marchar, como me pasó a mi con Alemania (un país atrapante), pero esa es otra historia.

    Enhorabuena por el blog, caí de casualidad y me ha gustado leerlo :)

    Ánimo con la búsqueda de piso en Londres! tengo una amiga que lleva tres años viviendo allí y dentro de poco se vuelve, y ya me ha contado lo caro que es, pero es una ciudad increíble, seguro que esa también necesitarás años y años para poder conocerla bien. :)

    Saludos!

    • Hola Bantera!! No te preocupes porque si algo tengo claro en esta vida es que cuando vuelva a España, Barcelona será mi destino. Al menod por un par de años!!

      la búsqueda de casa en Londres ahí sigue… buffff….. de este finde no pasa!!! Un abrazo

Leave a comment