Mar
21
2012

Buscar casa en Londres. 1 día, 5 casas, 1 infierno

Cahiss. No es que pensara que buscar casa en Londres estando en Manchester fuera a ser fácil.  Pero lo que sí que no me esperaba es que de 5 casas que vi, ninguna, por H o por B, fuera la adecuada para mi. O yo lo adecuada para ella. Tampoco es que me esperara que fuera a hacer un calor increíble y que fuera a necesitar las gafas de sol, pero es que juer… no paró de llover en todo el día que estuvimos de casa en casa. Lo que sí me esperaba es que el transporte fuera a ser carísimo, pero con la Oyster, lo máximo que puedes gastar en un día son 7,70 GBP (+1 para Londres)

¿Qué es exactamente lo que yo busco en Londres?

Os cuento, que sé que os interesa un montón:

Busco que la casa

  • Esté en un barrio con vida, con tiendas, con cafés y supermercados, que no sea peligroso si tengo que volver sola de noche y que esté cerca de Canary Wharf, donde está mi futura oficina  (Con cerca me refiero a accesible, que no tarde una hora y media en llegar al curro)
  • Que se acepten parejas, ya que al principio iré sola, pero en cuanto mi chico encMis ratisuentre un curro en Londres, se vendrá conmigo
  • Que acepten que mis ratis estén conmigo en mi cuarto. No molestan, no hacen ruido y no se escapan, así que no sé cual es el problema!
  • Que esté limpia, por Dios.

Que los compañeros de piso

  • Sean limpios, sociables y en mi rango de edad (20-39). Que les guste cocinar y salir juntos de vez en cuando a algún concierto o tomarse una cerveza, que no vivan cada uno en una habitación y no sepan quién vive en la habitación de al lado, pero que también respeten la privacidad de cada uno.
  • Que tengan una rota de limpieza, o algo por el estilo, pero que no vaya a ser yo siempre la que limpio.

Que la habitación

  • Sea grande, con cama doble y espacio para la jaula. También necesito que haya un armario grande y mucho espacio para meter cosas… que tres años en UK dan para mucho y aunque he dado a una ONG 10 bolsas de ropa, complementos, zapatos, libros, cañas de pescar, sacos de dormir, tiendas de campaña, etc… aun tengo muchas cosas…
  • Si tuviera un cuarto de baño para mí, como mi casa actual, sería la leche. Pero como dicen aquí Beggars can´t be choosers, o lo que viene siendo “No le pidas peras al olmo” o “a caballo regalado no le mires el diente”… o ya me entendéis, no puedo explicarlo de otra manera. la tradución literal es Los mendigos no puede elegir

Nuestro día empezó a las 8 de la mañana que nos despertamos, como siempre, hechos polvo tras haber dormido 5 horitas en el sofá de mi querida amiga Marina que siempre nos acoge en su casa. (Qué maravilla de sofá, Mari) Y de hecho me acogerá hasta que encuentre algo…

Casa 1. James. Lewisham

La primera visita era en un barrio llamado Lewisham, al sur del Londres. No muy al sur, debajo del río. La verdad es que la casa me había encantado y James, el casero que vive en la casa estaba completamente de acuerdo con que yo me llevara mis ratitas, siempre y cuando éstas estuvieran en mi cuarto y enjauladas.  Él había comprado la casa hace un mes y estaba buscando a alguien con quien compartirla…

Lewisham es un barrio feo. Aunque la casa estaba a 12 minutos andando de la estación, esos 12 minutos no fueron entretenidos. No me gustó el ambiente, no me gustaron las tiendas, no vi ni una cafetería.. Sólo peluquerías, tiendas de muebles, currys, tiendas de electrónica chunga y muchas casas.  -1 para Lewisham

El edificio era enorme, muy moderno  y en el bajo había un Lidl de tamaño gigantesco. +1 para la casa y el edificio.

James es un tío encantador (+1 por compañero de piso), nos abrió las puertas con una llave magnética de estas que hay en los edificios super modernos y nos llevó al apartamento.  Había vivido en el por tres semanas, y os juro que daba cosita hasta pisar el suelo. Todo NUEVO, sin estrenar. Una casa de muestra. Un cuarto no muy grande pero super nuevo y un cuarto de baño privado para mi, porque su cuarto de baño estaba en dentro de su habitación. Todo limpísimo, nuevísimo, de esto que te da cosa hasta tocar las paredes…. Él trabaja hasta tarde y no está mucho en casa. La casa es cara, aunque estás pagando por una casa nueva y un cuarto de baño propio.

Charlamos, nos despedimos. La casa me gusta, pero me da la sensación de que me voy a sentir super sola, que el barrio no me convence y que no puedo permitirme  700 pounds al mes. 930 cuando venga Ian. Me parece demasiado.  Y además… como que siendo la casa tan nueva, y viviendo con el dueño… nunca me voy a sentir como en mi casa, sino que voy a ser una inquilina en la suya… y eso no es lo que estoy buscando…

Nota: en la foto no se aprecia la impolutez de la casa en general. Esta absolutamente sin usar.

Casa 2. George. Lewisham

A las 11 teniamos otra en el mismo barrio, un poco más lejos de la estación de tren. Las fotos del cuarto me parecieron increíbles, 6 otras habitaciones en la casa y 2 cuartos de baño a compartir con otros 3. No está mal. Aunque el barrio no me convence, si los compañeros de piso si lo hacen, voy palante.

Cuando llegamos a la puerta de la casa Victoriana… 7 timbres. Room 1, room 2, room 3 ¿?¿?¿? Eiin?? Entramos con George en la casa y nos dice que no hay salón. Cada cuarto es un mundo. La gente no se conoce, no hacen vida juntos. Nos enseña la cocina. Pequeña. Con olor a rancio. Sucia, con platos en fregadero. Una nota amenazante en la lavadora (“Quien sea que use la lavadora, que la vacíe. Muchas gracias ahora me tengo que gastar 5 pounds en lavar mi ropa”). Otra nota encima del fregadero (Limpad los platos!). Otra nota encima de la lavadora (“No pongáis la lavadora después de las 9 de la noche, hace ruido y abajo se escucha demasiado”). Otra nota en la parte de atrás de la puerta (“Cierren despacio, hace ruido!!”)

Puaj. Desde ya, sé que esa no es mi casa. Ya puede ser la habitación de un majarajá.

Subimos al último piso, y George llama a la puerta de la habitación. Toc toc. Nada. Toc, toc, toc… Nada. Toc, toc toc, toc!!!! Se escucha un gruñido y alguien en el cuarto abre la puerta con llave. Muy bien, los del cuarto están durmiendo, una pareja. El cuarto está oscuro y huele a dormir, obviamente. Está todo lleno de ropa por el suelo, no veo nada porque la persiana está bajada… ¡¡Vámonos de aquí pero ya!!

Nota: la habitación no se parecía para nada a lo poco que se ve en la foto. O a lo mejor sí, pero desde luego no se veía nada con las montañas de ropa y de cosas repartidas por todas partes y con las persianas bajadas.

Casa 3. Michaella & Karel. Brockley

Brockley es un barrio precioso. Con un mercado chulísimo los sábados. Lleno de familias con niños, de arbolitos y parques, de tiendas de ropa de segunda mano, charity shops, cafés que son también galerías de arte, pequeñas tiendas de todo a un pound, bares… ¡El barrio me gusta! ¡Me encanta! Y está solo a tres paradas de Overground de Canary Wharf (Donde mi curre)

Llegamos a la casa. Nos abre un sonriente Karel, un eslovaco que era paramédico en Eslovaquia pero que todavía necesita mejorar su inglés para trabajar de eso aquí. Nos enseña el cuarto. Impoluto, grandecito, colorido. Me gusta. Pasamos a la casa. La cocina es una pasada de grande y no podía estar más limpia! En la nevera, un papel con los turnos de la limpieza, un papel con los turnos para pagar la electricidad. Karel nos explica la vida de las otras personas que viven en las otras 4 habitaciones. Se llevan bien, cocinan juntos, son “amigos”, dentro de lo que cabe. Tienen un jardín en el que hacen barbacoas en verano y es una casa multiculturalísima (alemanes, eslovacos, italianos, australianos). Me encanta!! ¿Lo único malo? La casera viene los viernes a cobrar la renta en mano. ¿?¿?. Pero si no estás no pasa nada, dejas el dinero encima de la cama y ella entra en tu cuarto y lo coge. ¿?¿?¿ No me convence. Pienso en las ratas. Va a ser imposible tenerlas sin que la casera lo sepa.

Pero me da igual, la casa me encanta . Le pongo una estrella super grande en mi agenda y nos vamos a la cuarta casa, a una parada metro de mi curro.

Nota: la cocina estaba exactamente como sale en la foto, es decir, impoluta. Aunque probablemente el hecho de que la casera pase por allí todos los viernes tiene algo que ver.

Casa 4. Sandy. Canada Water.

Esta casa me la enseñó un agente. Era cara, pero creí que sería por la localización y porque la habitación sería una pasada… Cuando digo cara, me refiero a CARA, 888 GBP al mes. Para mí sola, un suicidio, pero para una pareja un poco más accesible.

El barrio, para ser honestos… aburridísimo. Casas, casas, oficinas. Gris, casas, oficinas. Pero como siempre, si la habitación y los compis de piso son adecuados y está cerca de mi curro, no me importa sacrificar un poco el entretenimiento del barrio.

Total, que yo pensando que la casa iba a ser la caña. Entramos en la casa que por fuera era monísima. Nada más entrar, un tío viendo el fútbol en el salón, miró para atrás, y no dijo ni hola. Ni una sonrisa. Siguió viendo el fútbol. (-1). El salón era enano, frío, con sillas por todas partes sin orden ni compás. Sólo una tele (Grande), una Xbox y sillas y sillones.

Pasamos a la cocina. Apesta. está llena de platos sucios con comida, sartenes, comida pudriéndose en una esquina, el fregadero lleno de platos… Buff. El agente me pregunta, como super orgulloso…

  • ¿Que tal? Como es esta casa comparada con las demás que habéis visto?
  • Ehh… Sucia. Muy muy sucia
  • Oh, pero no, no te preocupes que viene una limpiadora dos veces al mes
  • Ya bueno, pero es que a mi me da igual, yo lo que quiero vivir es en una casa en la que los compañeros de piso limpien, no una limpiadora
  • Ya bueno es que tiene que venir mañana y los ultimos días antes de que venga siempre está esto un poco así, jejejeje – Dice el tío medio riéndose. Su casa debe ser igual.

A mi la verdad es que no me hizo ni puñetera gracia. Después de ver la cocina no quería ni ver el cuarto.

De todas formas subimos. El cuarto de baño, a compartir con otros dos. Sucio. 17 cepillos de dientes y 17 tubos de pasta de dientes. Se me hace dificil creer que solo se comparte con dos. Será con dos habitaciones con 7  personas en cada una.

Cuando nos va a enseñar el cuarto… oooootra vez tenemos que sacar a la persona que está dentro. Ootra vez, la habitación con las persianas bajadas, oscura, oliendo a dormir, con toda la ropa de por medio, platos con comida y vasos a medio beber en cada esquina del cuarto…

Nos fuimos. Y en cuanto llegué a casa le mandé un email al tan Sandy diciendole que me parecía que casi 900 pounds (Más de 1000 euros) por esa habitación en esa casa de mierda (Con mucho perdón, pero es que así se lo puse en el mail) me parecía una broma… le dije todo lo que pensaba, me quedé agustísimo y lo que es mejor, me contestó muy agradecido diciendo que ese feedback le serviría mucho para su trabajo y que se lo diría al casero. Enfatizó mucho en darme las gracias, ya que normalemente la gente directamente no contesta a los emails o al teléfono y ya está. A los chavales de la casa se les va a caer el pelo. Yo me alegro, por cerdos.

Nota: Más quisiera la cocina de esa casa parecerse aunque sea de lejos a la cocina de la foto.

Casa 5. Jenny. Canary Wharf

Esta casa estaba a 20 minutillos andando de mi curro. 5 minutos en el Overground que es super moderno y super rápido. ASDA 24 horas a un paseíto por encima del río. Vistas de Londres preciosas. Una casa super nuevecita y con buena pinta, aunque de nuevo, todas las casas tan nuevas en este tipo de sitios están en barrios aburridos, sin cartacter, sin personalidad… pero bué, oye, si me ahorro el dinero del metro todos los días, cuando salga de currar me voy a donde sea con más caracter, sin problemas.

La casa estaba bien, la cocina bastante apañada, con una mesa grande que hacía de salón porque no tenía living room. El cuarto de baño, uno, a compartir entre los 4 cuartos, era muy grande y bastante limpio y nuevo.  Pero el cuarto…. ooohhhh, el cuarto… ¡El cuarto más chulo que he visto en mi vida! Gigantesco, con unos ventanales de lado a lado mirando al Skyline de Londres, una cama cuadrada gigantesca y super cómoda, dos armarios empotrados gigantescos, un sofá (Un sofá!!), una mesa delante del sofá, un escritorio  con su sillita cómoda de estas de oficina, y muchísimo espacio para mi jaula y para que las ratis correteen por ahí.

  • Si, sí – Le digo a la casera – Me la quedo.
  • Vale necesito que me des ahora mismo los 250 pounds de fianza y que empieces a pagar la renta desde mañana
  • Ah no, pero yo necesito mudarme el 19 de abril
  • ¿El 19 de abril? Eso es muy tarde para mi. Necesito como muy tarde desde el 8.

¿Desde el 8?, ¿Desde el 8?… ¿Qué hago, qué hago? Pagar una semana más de piso sin estar en la casa, justo despues del volver de Tokio, que voy a estar tiesa mojamosa…

  • Dame media hora. ¡Déjame que me lo piense y en media hora te lo digo!

Nos vamos de la casa, piensa que te piensa, me merece la pena, no me la merece, blablabla, este barrio o el de Brockley (Casa 3), los compis de la otra casa eran mejores, pero es que este cuarto es la potencia, me distraigo, me tropiezo, miro el paisaje, nos perdemos, no encontramos la estación, cuando lo encontramos nos acordamos de que no habíamos picado la Oyster, volvemos, cogemos el tranvía, y a los 30 minutos decido…

  • Mira, me da igual, me la quedo y eso que me quito de enmedio y cuando vuelva de Tokio tengo casa.
  • Muy bien cariño como tu quieras – Ian como siempre, apoyándome, aunque él prefería la casa de Brockley, que yo se lo notaba.

Mando un mensaje a la Jenny de las narices.

  • Jenny, hi. Im taking it, Im happy to pay from the 8th of April, send me your bank account and I´ll transfer you the money. (Jenny que sí, que me la quedo y te pago desde el 8 de abril)
  • Sorry, the room is gone.  (Lo siento, ya la he alquilado)

Cara de poker. ¿Pero será hija de fruta? Le mando un mensaje lleno de odio (Pero educadamente, siempre) y me quedo más agusto.

Nota: Lo de la foto es coña. No es esa la habitación que ví, creo que es del Hotel Websminster o algo así.  ¡¡Pero vamos que se parecía!!

Así que nada, triste pero sabiendo que la casa numero 3 también me gustaba (Ian estaba contento, aunque no lo demostraba) contacté al eslovaco comentándole que sí, que nos gustaba y que me gustaría hablar con la casera… pero que tenía mis ratitis (en realidad dije hamsters, por si acaso) en una jaula, que se lo dijera también. A quien narices le puede molestar que en una de las habitaciones haya una jaula con hamsters? ¡A nadie! Bueno pues a la casera sí que le molestaba. Strictly no pets decía la siesa.

Así que nada, de vuelta a Manchester con esta cara de pena, habiéndome gastado una pasta y media salud entre el autobús Manch-Lond , comidas, transporte… Tras haber andado por horas bajo la lluvia, con un dolor de pies de aúpa, tras haber soportado olores insoportables, haber visto habitaciones que ninguna persona debería ver y… de vuelta a casa, con las manos vacías.

Bueno. Primer intento fallido. ¡Ahora a concentrarme en Tokio y ya buscaré cuando vuelva!

Nota: No se aceptan comentarios ofensivos sobre mis ratis

15 Comments + Add Comment

  • Chili !! Que aventuras ! Yo querria volver a Londres algun dia pero por un tiempo ! Un besazoo!!
    Y animo con el blog !!! ;)

    • jejejej pues la verdad que sí!! Pues nada Nano, ya sabes que en Londres tendrás tu casa… Cuando encuentre una!! Un besazo!

  • Jajaja q bueno chily! Espero q tengas suerte con la casa!
    Oye y tus ratitis me encantan! Ya me las enseñó mi primi x cam,
    Yo quiero unas! … Pero me echan del keli vaya…
    Un besazo enorme

    • Hola German, qué alegría verte por aquí!! :D:D Pues sí, a ver si encuentro casa rapidito que tengo ganas de relajarme de una vez!! Mis ratis son mucho Germán, sin ellas no me mudo!!

      Un besazo y espero que todo vaya bien!!

      MUAKKKKK

  • Hola chily,no desesperes en tu busqueda de piso.Por si te sirve de consuelo mi familia y yo( sin ratis,pero con dos niños pequeños) nos mudamos tres veces en la misma calle de un pueblo que seguro habras oido hablar de el, Carboneras.

    • jejejej pues sí que me suena, Carboneras :) No, no desespero, encontraré la casa ideal, estoy segura :). Un besazo!

  • Y no pensaste ni un momento en mandar las ratis a … de vacaciones con sus tios a España?
    La numero 3 tenia muy buena pinta y la 5 tambien aunque esta ultima tenia solo 1 baño a compartir entre los 4 cuartos? Sera que por aqui aun no tenemos el chip ese de compartir casas con desconocidos que lo seguiran siendo cuando dejes la casa en x años y esas cosas, se me hace extraño (aunque no una locura).

    Animo!!! Y disfruta en Tokiooooo

    • Las ratas van conmigo a donde yo vaya!!!! y sanseacabó!! :P Chip de compartir casas con desconocidos?? jolín y con vien vas a compartir casa? no es lo normal? Normalmente cuando uno deja “el nido” no tiene dinero para alquilarse un apartamento entero, no? Y tendrás que buscarte una habitación con quien sea, no?? jejej lo mismo la rara soy yo!! En Madrid me fui a vivir con desconocidas que ahora son amigas para siempre, y en mi casa de Manchester de ahora, entré a vivir con desconocidos hace tres años, pero a día de hoy, la gente que ha vivido en mi casa en ese tiempo son de mis mejores amigos aquí en UK…. y eso espero que pase de nuevo en Londres :D

  • Chily..! Como siempre siguiendo tu blog, y tus artículos que siempre me roban una sonrisa… Seguro que la próxima vez encuentras un hogar mejor, mezcla del 3 y el 5, y en el que quepan tus bichillos..! :D

    • jajajajaja ay a ver si es verdad…. ahora estoy contactando a gente para ver más casas el lunes… pero con la historia de que me tengo que ir de mi casa el domingo y que el jueves me voy a tokio, pasando por london tres dias en el medio…. AAAAAAAAAAAAAHAHHHHHHHHHHH SOCORRO!!!!!!!

  • A mi no me gusta cocinar, bichos!

  • Mary como disfruto leyendote!

  • Me encanta Chily lo bien q lo cuentas. Si parece que veo el barrio y al casero y huelo los pasillos! Creo que me haré adicta a tu blog.
    Suerte con la city
    Besitos.

  • […] os quedáis? Más de un año llevo ya viviendo en Londres… acabo de releer el artículo que escribí la primera vez que vine a ver casas, y me ha hecho gracia darme cuenta de que ahora mismo vivo en la casa en la que me quedé de […]

Leave a comment