Oct
11
2011

¡Desastre! Cómo ordenar tu vida en 5 sencillos pasos

Nunca he sido la persona más ordenada del mundo, pero lo cierto es que el desorden me pone un poco nerviosa. Más bien creo que soy algo flojilla, y al final aunque ordene, limpie y ordene, a la semana mi cuarto, mi salón, mi mesa del despacho y mi vida en general están de nuevo hechos un desastre.

Como ordenar mi vidaNo pretendo ser perfecta, ni mucho menos, pero sí me gustaría tener claro dónde tengo mi pasaporte, acordarme de qué tengo que hacer hoy, que no se me olviden las cosas importantes, y encontrar la camiseta aquella que pensé que había lavado pero resulta que está detrás de la cama y la encuentro cuando estoy buscando el móvil que se me ha caído por detrás de la almohada. No sé si me entendéis.

He decidido que eso va a cambiar. Va a cambiar, y de hecho está cambiando,  porque tengo un plan. Un plan que quiero compartir con vosotros en 5  sencillos pasos. A ver qué os parece.

1 ¡Cómprate una agenda/cuadernito!

Para que esto funcione tienes primero que trabajar en algunos de los otros pasos, porque yo me compré una agenda hace dos meses, y siempre me la dejaba o en casa, o en la oficina, o en casa de una amiga. Si os digo la verdad me he comprado dos en los dos últimos meses. La primera la perdí.  La primera era una agenda, pero ahora he optado por un cuadernito simple, pequeño, que cabe en cualquier bolso, e incluso los hay más pequeñas para el que lo quiera llevar en el bolsillo.

Está claro que siempre te acuerdas de las cosas cuando no te hacen falta. Y viceversa, por supuesto.  Yo ya me he acostumbrado a apuntarlo todo. No hay leche, lo apunto. Tengo que poner la lavadora, lo apunto. Tengo que imprimir un billete de avión, lo apunto.  Tengo que pasarme por el ThePhoneHouse a protestar porque mi móvil no funciona, lo apunto. Por ahora me está funcionando, y cada día antes de salir del curro e ir para casa, la miro y me acuerdo de lo que tengo que hacer.  También lo miro cuando llego a casa para saber las cosas que tengo que hacer allí. Parece una estupidez, ¿Cómo no vas a acordarte de que tu móvil no funciona bien? Pues, sí, chicos, hay gente que es así de despistada. Yo es que he salido a mi padre.

También la uso para apuntar los ingredientes que necesito para algunas recetas de cocina. Así si hay algo que quiero hacer para cenar, tengo los ingredientes (Que no la receta entera!) en la libretita y sé lo que tengo que comprar antes de coger el camino a casa. Ya lo he hecho con una quiche y con los canelones del otro día.  Normalmente sé lo que tengo que comprar, pero también normalmente siempre se me olvida algún ingrediente que resulta ser fundamental: ¡¡¡¡Cachissssss!!! ¡NUNCA MAIS!

2. Antes de organizar, tira.

No sé si el resto del mundo será como yo, pero yo tiendo irremediablemente a guardar todo lo que pasa por mis manos. Incluso ropa de mi compi de piso que va a tirar, es como “nooo, no, noooooo esto me lo pongo yoo” y luego nunca me lo pongo. Y lo peor es que ocupa espacio en mi armario y realmente no sé ni por qué.  Esto no sólo me pasa con la ropa, me pasa con “cosas” variadas. Desde gafas de sol que alguien no quiere (Y realmente yo tampoco) hasta sorpresas de los huevos Kinder, frisbees que están dando de regalo al patrocinar un medicamento, aquel sombrero de pirata que me dieron una noche de juerga, una cola de leopardo obtenida en las mismas circunstancias, un gorro de San Patricio…. ¿Soy la única en serio a la que le da cosita desprenderse de estas cosas?

Bueno, pues se acabó lo que se daba. Bolsa de basura. Es normal que no me quepan mis propios gorros de invierno en la caja de gorros si lo tengo lleno de gorros de pirata, de San Patricio, de guantes que no me caben y bufandas con agujeros.

En este momento de tu vida, haz tres montones:

  • Lo quiero, es imprescindible, me lo pongo muchísmo / lo uso muchísmo
  • Ya no me lo pongo / ya no lo uso, pero es que me encantaaaaaaaaa y me da una penaaa
  • Nunca me lo puse / nunca lo usé, pero ¿y si un dia me lo quiero poner / lo quiero usar?

Las cosas pertenecientes al último grupo, tíralas. En serio, tíralas. Bolsa de basura y hasta luego. A no ser que sea ropa en buenas condiciones, que entonces te sentirás mucho mejor si lo llevas al OXFAM o a cualquier sitio al que puedas llevar ropa tipo ONG, o a la iglesia o a donde se lleven esas cosas.  Y apuntatelo en la agenda si no quieres que la bolsa se quede rulando por la casa otros dos meses más.  (Consejos vendo y para mi no tengo, ¡Porque la bolsa todavía sigue en mi casa!)

El segundo montón, mételo en una caja, escribe lo que es en la misma y métela en el trastero, en el desván, en el garaje o debajo de la cama. Seis meses después, cuando no hayas echado de menos nada de lo que había dentro, lo tiras o lo llevas a la misma ONG donde llevaste la otra ropa.

¡Ya sólo tienes 1/3 de lo que tenías antes para organizar! ¿Increíble, verdad? Tras este paso todo parece mucho más fácil y llevadero.

3.  Encuentra un sitio para cada cosa.

Esto lo llevo haciendo un tiempecito y la verdad es que me va super bien. ¡Nunca más volví a perder las llaves de casa dentro de la ídem! Alguna vez, la verdad, pero fue en circunstancias extremas, y estaban debajo del sofá en vez de en su sitio, así que tampoco estaban perdidas, perdidas. Las encontré a pesar de mi monumental resaca cuando estaba… la verdad es que no sé que hacía mirando debajo del sofá, pero aproveché y pasé la aspiradora.

Las llaves van encima de la alarma al lado de la puerta. Los bolígrafos van en el segundo cajón de la cocina, junto con cualquier tipo de herramienta y los clips para cerrar el pan bimbo y todo lo susceptible de ser cerrado.  Pasaporte y documentos importantes dentro del primer cajón del escritorio de mi habitación. (Aunque luego me vuelva loca buscando dentro del cajón, ¡pero por lo menos sé que está ahí seguro!) He conseguido que mi agendita siempre esté a)en mi bolso o b) al lado de mi ordenador.  Esto no fue fácil, pero si creas el hábito número 1 de escribir en la agenda todo lo importante, este punto vendrá solo porque necesitarás tener la agenda cerca.

4. Ponlo en su sitio / hazlo AHORA.

Aún estoy luchando contra esta malísima costumbre de quitarme el chaquetón y dejarlo encima del sofá en vez de ponerlo en la percha (2 segundos de diferencia). Este es probablemente el mayor problema de los desorganizados como yo: el “ahora lo hago”. Y obviamente no lo haces. Y eso es lo que lleva a que una vez cada dos semanas me vuelva loca y me ponga de una mala leche impresionante porque tengo el salón o el cuarto hecho un desastre y “es que hay que ver cómo soy”.

Hay que hacer las cosas en el momento. No desnudarte y dejar la ropa en la silla. Sucio, al montón (Mucho mejor si es una cestita) de la ropa sucia. Limpio, al armario o cajón.  Te subes la comida al cuarto porque quieres trabajar delante del ordenador. Sí, pero baja el plato y el vaso cuando termines y friégalo. Si lo dejas encima de la mesa es bastante probable que se quede ahí por lo menos, por lo menos, otro día más. Y despertarte y encontrarte el plato y el vaso en la mesa es una sensación que odio! Y no puedo culpar más que a mí misma.

5. Llega a casa y haz las cosas que tienes pendientes

como ordenar tu vidaPor lo menos para mí, llegar a casa de la oficina  y poner la tele, o sentarme delante del ordenador sin un objetivo fijo, significa que no voy a hacer nada en el resto de la tarde. Desde que soy organizada, lo que hago es llegar, dejar la chaqueta en la percha, sacar la agendita y ver qué es lo que tengo que hacer.  Lavadora, compra online, limpiar a las ratitas, contestar el mail del curre.  Y a las 8.30 de la tarde, has terminado de hacer las 4 cosas importantes que tenías que hacer y tienes tooooooooda una tarde-noche por delante para escribir en el blog, cotillear en el facebook de la gente, o verte 14 capítulos de Weeds o Breaking Bad, como es mi caso ahora mismo. Fácil, sencillo y súper organizado.

Los pasos son sencillos, pero para que funcionen, tienes que crearte la rutina y acostumbrarte poco a poco. Reñirte un poco a ti mismo y ponerte seri@.  Esto se  aplica también a compañer@s de piso, como es mi caso, que ayudan muchísimo a la desorganización y a la falta de vasos, y a la ausencia de leche y a que el salón parezca una leonera. Te darás cuenta de que si aplicas estos pasos y los compartes con tus posibles compañeros de piso, todo tarda un poco más en estar desordenado, y en vez de volverte loc@ una vez cada dos semanas porque no encuentras nada, la ropa está sucia y no hay vasos limpios, a lo mejor eso sólo pasa una vez al mes. O incluso con menos frecuencia.

Y vosotros, ¿Sois normalmente ordenados o sufrís como yo las consecuencias de vuestra propia desorganización?

A mí me está llendo bien, aplicadlo vosotros y ya me contaréis qué tal os va,  ¡Suerte!

13 Comments + Add Comment

  • jajajajajjaaj buenísimo!!! Nunca me había sentido tan identificada con nada!! muy buenos consejos, voy a ponerlos en práctica desde … mañana!! es coña, los pongo en práctica desde hoy mismo!!

  • La verdad es que parece una tontería pero lo de tener una libretita donde apuntarse las cosas ayuda.

    Buen post, saludos desde Canarias

  • @Leire, muchas gracias por tu comentario, la verdad es que yo soy un desastre, y estoy consiguiendo tener mi descontrol bajo control!! Está siendo duro, pero lo voy consiguiendo!

    Gracias por pasarte por mi blog :D

  • @Juan Canarias, yo desde que tengo la agendita soy mucho más feliz, te lo digo!! Me alegro de no ser la única :D Mil gracias a los dos por pasaros y comentar!!

  • Solo decir que soy adicta a las agendas, libretas, posit y todo material de apoyo a mi despistada cabeza, herramientas indispensables para mantener ordenado mi coco pero no mi entorno!!

  • jajajaja Karen tu entorno nunca está ordenadooooo!!!!!!

  • eso es muy subjetivo, es un orden personalizado

  • ya, ya :) es Karencia de Orden!!! :D

    Un besito Karen a ver si te pasas por los Manchésteres a hacernos una visitilla a los Otero, no?? Q está aquí tó la family!!! besos besos y gracias por comenting

  • Estoy deseando compartir algo para picar con vosotros…
    se os echa muchisimo de menos!un beso fuerte desde sevilla a 32º!

  • […] ¡Desastre! Cómo ordenar tu vida en 5 sencillos pasos http://www.umamitravel.com/umami-guia/como-ordenar-tu-vida/  por Chilyboom hace 5 segundos […]

  • algo importante es la lista de la compra, veo que lo tienes en el puesto 5 jaajajaj siempre se olvidan cosas :)

  • ME PARECE PERFECTO. TODO GRAN CAMINO EMPIEZA POR UN PRIMER PASO. EL MÁS DURO,PERO TAMBIÉN EL QUE TIENE MÁS VALOR, YA QUE CON ÉL ESTÁS ROMPIENDO LA CADENA Y CAMBIANDO LAS COSAS, CON CORAJE , PACIENCIA Y POSITIVIDAD. ENHORABUENA Y PARA ALANTE!!

  • me reí mucho mientras estaba leyendo porque parecía que hablaban de mí en especial lo de la camiseta bajo la cama jajaja voy a seguir estos pasos para ordenarme un poco, gracias por compartir! besos desde Salta, Argentina

Leave a comment